Etiquetas

, , , ,

El hombre poeta I

 

Ayer fui hombre y te odié,

odié cada fragmento de tu recuerdo,

odié cuanto me ignorabas

y odié tu corazón de cemento.

 

Razoné mi odio y te odié,

te odié por ser el mar con su oleaje:

odié que me arrastraras;

te odié y maldije a ti y a tu linaje.

 

Razonéte en mi pasado y establecí

el marco en que quedaras encerrada,

razoné que serías ausencia y poco más

y te odié como mereces por tu nada.

 

Pero hoy soy poeta y te extraño

así que rompo con mi ayer y hoy te amo

y hoy te amo contra el viento y tu marea

hoy te amo por tu y si y aunque tu daño.

 

Porque hoy te amor y no me queda opción.

porque el corazón ha decidido contra su amo.

Porque te amo con ceguera y con pasión

porque sé que no me he equivocado.

 

Porque hoy soy poeta y decido

vivir al límite de la locura

porque me jugaré la partida en cada gesto

aunque antes de casarte te haga viuda.

 

Y como mañana seré hombre, o aún poeta,

me quiebro en dos mitades enfrentadas:

Que yo soy razón preclara y poesía,

que yo soy felicidad y resentimiento

que yo soy contradicción lógica y ambivalente;

que si te digo que te amo y odio no te miento.

Anuncios