Etiquetas

, , , , , , ,

Comienzo a escribir, con sumo cuidado,

lo que bueno para mí hace un soneto.

Ración par de cuarteto y de terceto,

validando su ley cual magistrado.

 

Me esfuerzo en darle el mejor acabado,

cuidando al detalle qué es lo que meto,

¡endecasílabo todo el boceto,

no pienso dejarle ni un verso al Hado!

 

En esas estoy cuando me percato

que el mundo entero ignora el silabeo,

siempre buscándole tres pies al gato.

 

Busco el cómo acabarlo y no lo veo,

llevo aplazando el darle fin un rato

y al final la pifio yo, ¡no me lo creo!

Anuncios