Etiquetas

, , , , , , ,

-Llámame poesía -dice mi mano

al deslizarse tierna por mi pecho-.

Prometí nunca abandonar tu lecho

aunque en este amor nuestro nunca gano.

 

-Soy tuyo desde que somos un hecho

-contesto, atento a de mi vientre el llano,

que el vello de mi piel ya cubre cano,

erizado al recorrerme este trecho.

 

Con un grito arrogante me silencia:

-Cállate y goza de la sensación

ya que sólo soy tuya por su ausencia.

 

Y no temo ya darle la razón:

que me niega otro olvido su presencia

llegándome directa al corazón.

Anuncios