Etiquetas

, , , , , ,

No seré un cobarde

de esos que viven de apetitos

en presentes subjuntivos

entre fobia y necedad.

 

De esos que plañen

sin que afloren en sus ojos

mimbres estabilizadores

que emparejen con el mar,

 

quejumbrosos de todo

y toreros tras la barrera,

velos de luto aceptado,

entrenadores de sofá.

 

De esos que rabian

a la espalda, ¡y aun traicionan!,

oficiales de Viriato,

Judas entre las tramoyas.

 

De esos que hundidos

en las simas más profundas

aún se yerguen fingidores

impostando orgullo.

 

No cambiaré mi dignidad por praxis,

me niego a revivir anhelos

me niego a buscar consuelo

en la tranquilidad de claudicar.

 

No habrá guerra que no luche,

no habrá asignación que firme

ni habrá paz que yo acepte

por obviar mi terquedad

 

No aceptaré jamás ser medio

ni palabra que valga menos

que el objeto por que se me toma.

Podéis llamarme contumaz.

Anuncios