Etiquetas

, ,

Verte deslizar el tiempo a mi lado

perdida en un mar de datos.

Ser testigo de tu ausencia impersonada,

del frágil sentir de tu tecleo,

del endeble valor de nuestro sueldo.

 

Para no sucumbir, te invento en nieblas

desde los deseos de tactos trashumantes.

Y, cuando suene un quedo eco de tu agenda,

compartiré cada hueco que te sobre

en esta sociedad acelerada.

 

Valdrá la pena por sentir que aún somos parte

el uno del otro, aunque seamos

automatismos de algo que nos sobrepasa;

algo en que lo material lo copa todo e importa nada.

 

En éste que es tu mundo y no es mi mundo

en el que tornados de carreras nos invaden,

aún me queda algo valioso que entregarte:

Mi fragmento de segundo en tu segundo.

Anuncios