Etiquetas

, , , , ,

Me excita pensar en ti.

Me altero.

Me agito en mi letargo y me estremezco.

Me excita pensar en ti,

y es un dislate;

apenas si he rozado tu escondrijo.

Me avergüenza denunciarme

y ser prolijo

en emociones que supe bajo llave.

Me avergüenza el exponerme

ante tus ojos

y perder el aura mía que te atrajo.

Además, está el absurdo que me ancla,

y esas cadenas

se me atoran por cobarde.

Me quema ser tan necio

y obcecarme

en cuestiones de honor que habría barrido.

Soy quien soy y, sin embargo,

te deseo;

tanto arde que no controlo mi vahído.

Te espero al otro lado del camino

si los pasos que me invitas a soñar

los doy contigo.

Anuncios